Muertes por mil cortes cierra mes del Medioambiente

Muertes por mil cortes cierra mes del Medioambiente

SANTO DOMINGO.- El documental “Muerte por mil cortes” cerró el ciclo de actividades dedicadas al mes del medio ambiente en la la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos (APAP), para crear conciencia sobre el uso responsable y eficiente de los recursos naturales.

Jake Kheel, Vicepresidente de la Fundación Grupo Puntacana y líder en desarrollo sostenible, compartió su experiencia como productor y co director del documental, que aborda la producción de carbón vegetal en bosques de la frontera domínico-haitiana, uno de los principales conflictos socioeconómicos y ambientales del país.

El cinefórum es parte del programa de sensibilización y cultura de sostenibilidad que promueve la entidad financiera dentro de su sistema de gestión ambiental y eficiencia operativa.

Como parte del encuentro más de 180 colaboradores conocieron la campaña C1+ (Sé uno más), inspirada en la película, para defender las áreas protegidas y hacer cumplir las leyes de protección medioambiental.

El documental, co dirigido por el cineasta colombiano Juan Mejía Botero, fue presentado a ejecutivos, así como a colaboradores de APAP y representantes de organizaciones ambientalistas, entre ellas Fundación Progressio y Reef Check Dominicana.

Kheel imparte conferencias en simposios y congresos y escribe artículos para publicaciones nacionales e internacionales. Es Vicepresidente de la Red Empresarial de Protección Ambiental (ECORED), parte de la Junta Asesores del Centro de Turismo Responsable (CREST) y la directiva de Fondo Peregrino de la República Dominicana.

C1+ (Sé uno más)

C1+ (Sé uno más) expone la realidad que viven las personas en la zona fronteriza de República Dominicana y Haití en torno a la tala masiva de árboles para la fabricación de carbón vegetal en áreas protegidas.

Kheel, expresó que “el comercio informal de carbón destruye no sólo vidas humanas, sino también ecosistemas únicos, por lo que el movimiento C1+ tiene por objetivo lograr la participación activa y empoderamiento de la sociedad dominicana en la preservación de su flora y fauna, evitando la tala indiscriminada de árboles para fabricación de carbón, el comercio de madera o la siembra de cultivos agrícolas en parques nacionales”.