Miembros de la Familia Puntacana:

Hace dos semanas me dirigí a ustedes para informarles sobre las medidas que nuestras autoridades habían dispuesto a raíz del virus que ha conmocionado el mundo y les hablé sobre la repercusión que esta situación traería para el área turística en la que se desenvuelve nuestra vida económica como zona, empresa y país. Expuse las medidas que tomaríamos y les pedí mantener la calma y desechar informaciones erróneas.

El lunes pasado les informé detalladamente sobre las acciones tomadas por la empresa ante la situación y les di la seguridad de que cobrarían sus salarios en la forma acostumbrada. Y les exhorté a ser cuidadosos y precavidos con los gastos, cumplir las disposiciones de cuarentena y mantenerse aislados y con la higiene necesaria para evitar contagios.

Hoy quiero reiterar nuestra exhortación a su colaboración, apoyo y cumplimiento de las ordenanzas y disposiciones de nuestras autoridades. Cumplir con las disposiciones del Ministerio de Salud y el Gobierno Central no es una opción, es una obligación, una responsabilidad como persona y ciudadano. Tenemos que hacer conciencia de la realidad que vive el mundo y nuestro país. Entendemos que no estamos acostumbrados a vivir aislados ni permanecer dentro de nuestros hogares por tiempo indefinido, pero tenemos que hacer conciencia de que la situación amerita una disciplina, una colaboración y un apoyo general. Solo respetando las medidas establecidas ayudaremos a minimizar la propagación del virus. Por eso, les exhorto a ser transmisores en sus comunidades y entre sus amigos y conocidos, de la gran responsabilidad que como ciudadanos hoy tenemos. Ni los gobiernos ni las instituciones, solos, pueden hacer frente a una situación como ésta que requiere y exige el compromiso de todos. No sabemos el tiempo que durará, pero de lo que sí estamos seguros es que nuestra colaboración es y será un punto determinante para su solución.

Aprovechemos el tiempo con la familia, unamos nuestros lazos y reforcemos nuestras relaciones; aprendamos cosas simples que nunca antes tuvimos tiempo de hacer; capacitémonos con los cursos que podemos hacer en línea. A este respecto les informo que los diferentes departamentos de nuestra empresa han diseñado cursos y talleres que están a su disposición en nuestra red: cocina preparados por Santiago, golf por Hiram, finanzas para no financieros por Ramirito, higiene y servicio por el departamento de hospitalidad y muchos otros. A distancia podemos estar activos y prepararnos para un futuro mejor. Recuerden lo que siempre les digo: "Lo único que nadie te puede quitar es lo que aprendiste".

Si eres creyente, toma tiempo para orar, para comunicarte con Dios, para encontrar su amor y ponerte en sus manos. Si no lo eres, toma tiempo para reflexionar. Pero de la manera que sea, toma tiempo para encontrarte a ti mismo, para revisar tus actitudes y ser un mejor ser humano.

En chino, la palabra crisis está formada por dos caracteres: Wei que significa PELIGRO y Ji que significa OPORTUNIDAD.

Hagamos de este momento una oportunidad para que al final de esta situación podamos ser mejores familiares, mejores amigos, mejores compañeros, mejores ciudadanos, mejores dominicanos y podamos tener un mundo mejor y una República Dominicana fortalecida.

Y así, estaremos más orgullosos de ti, ¡¡¡miembro de la Familia Puntacana!!!

Dios los bendiga,